dilluns, 8 d’agost de 2016

Innovaciones aplicadas a las entidades del Tercer Sector



En esta entrada, querría ofrecer al lector una pequeña muestra sobre algunos conceptos o proyectos fruto de la innovación social y cómo éstos tienen una influencia directa sobre el Tercer Sector. Mi objetivo es presentarlos y ayudar a despertar la curiosidad e interés por profundizar más o pensar en qué uso pueden tener para la realidad del lector.



Aunque que podría haber muchos otros temas que abordar, únicamente me centraré en cuatro de ellos.


Nuevas tecnologías para la mejora social


Hace poco conocí una magnífica iniciativa llamada Imagine 2016 impulsada por la empresa MSocial. Un programa de innovación que reúne a 12 jóvenes con espíritu emprendedor durante un mes para dar respuesta a cuatro retos sociales. Durante el mes de trabajo consiguieron diseñar cuatro productos tecnológicos, algunos de ellos con una inversión i compromiso real para llevarlos a cabo. Mirad AQUÍ los productos resultantes.



Para mí, este es un buen ejemplo de cómo las nuevas tecnologías pueden ayudar a la mejora social, siendo un punto de encuentro y trabajo en red entre jóvenes emprendedores, empresas i entidades. 

Gamificación

 
Aunque la palabra inglesa nace en el 2008, la aplicación práctica del concepto en sí, no tiene ningún misterio. Básicamente lo que intenta es aprovechar dinámicas del juego en un contexto que no es lúdico con el objetivo de mejorar la implicación de las personas, el aprendizaje, la productivitat, etc. ¿Os imagináis unos estudiantes o unos donantes más motivados, unos socios más implicados o simplemente, conseguir motivar a personas habitualmente poco participativas?



En el Tercer Sector, se trata de un concepto con un gran potencial y todavía poco utilizado. Por ejemplo, hasta ahora, la esencia del mundo del tiempo libre se ha circunscrito a algunos ámbitos, pero está claro que tiene un gran potencial para hacer el salto y transferir los conocimientos a otros campos.


Desde hace poco más de un año, la Fundación Jaume Bofill ha impulsado una iniciativa para promover la gamificación en las aulas de los centros educativos. En el siguiente enlace podéis encontrar un ejemplo de cómo aplicarlo en una aula a través de “Juego de tronos”.


Experimentación social en el acompañamiento de jóvenes en exclusión social


Actualmente, la mayoría de procesos de trabajo individual con jóvenes que están en riesgo o situación de exclusión social se basan en un modelo bastante estandarizado y desarrollado por un profesional: contacto profesional, entrevista inicial, diseño del plan de trabajo, trabajo en base a expectativas, puntos fuertes/oportunidades de mejora, establecer metas, acompañar en actividades, etc.

 

Des de la Fundación Pere Tarrés se está implementando un proyecto europeo de experimentación social que supera este modelo que lleva años desarrollándose. En esencia, el proyecto aprovecha los atributos del voluntariado mentor sénior para acompañar al joven desde el momento inicial en la ideación e impulso de un proyecto. Sin entrevistas iniciales, ni medio año para el inicio de ganar confianza y un plan de trabajo individual. El punto de partida es que el joven des del momento 0 comience a hacer y que con el acompañamiento de un sénior voluntario desarrolle un proyecto en su entorno. Más información: proyecto NEET U.
 

Influencers: youtubers e instagramers


Los influencers son aquellas personas que tienen una autoridad suficiente como para que su mensaje y opinión sea reconocida como tendencia en el entorno digital. Como en todos los modelos, no deja de ser una reformulación de lo que hasta ahora se llamaban líderes de opinión, pero en el ámbito digital.



El uso extensivo de redes como Youtube o Instagram entre los jóvenes es una realidad. No son pocos los adolescentes y jóvenes que hoy en día sueñan con ser youtubers, además de futbolistas. Incluso se ha creado una academia de formación sobre el tema.



Asimismo, sorprende que en el Tercer Sector (que tanta incidencia quiere hacer entre el público adolescente y joven) no se le dé ni el uso ni la importancia que tienen, como sí han aprovechado los departamentos de márqueting de grandes empresas. ¿Qué incidencia tendría una campaña de sensibilización a través de un vídeo promovido per un Youtuber con 18 millones de suscriptores?. Ya no digamos si conseguimos que unos cuantos de ellos sean embajadores de la nuestra causa.


Daniel Ferrer
Técnico de proyectos de la Fundación Pere Tarrés

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada