dissabte, 5 de novembre de 2016

¿Por qué es importante la formación para las personas cuidadoras no profesionales?

Según los últimos datos ofrecidos por la Generalitat de Catalunya en el informe del mes de septiembre existen 83.816 persones que reciben la prestación para personas cuidadoras no profesionales.

hoy, en el marco del Día del Cuidador no profesional, es importante preguntarse por qué les es útil la formación a estas personas. Para ello destacaremos dos aspectos que son esenciales.


En primer lugar, ya en la Ley 39/2006 de 14 de diciembre de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia se reconoce la necesidad de estas personas de recibir formación para mejorar su calidad de vida. Así se recoge en el artículo 18 que citamos textualmente: “El Consejo Territorial del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia promoverá acciones de apoyo a los cuidadores no profesionales que incorporarán programas de formación, información y medidas para atender los periodos de descanso.”

En segundo lugar, desde la Fundación Pere Tarrés reconocemos que las personas que atienden a familiares con algún grado de dependencia en sus respectivos hogares merecen mejorar su calidad de vida. Por ello, en el marco del Programa Personas Cuidadoras del departamento de Treball, Afers Socials i Famílies de la Generalitat de Catalunya, desde la Fundación Pere Tarrés, conjuntamente con Cruz Roja, ofrecemos formación y programas de apoyo dirigidos a los cuidadores. Esta experiencia, que empezamos en el año 2009, nos demuestra que la participación en éstas acciones aporta a las personas cuidadores:

  • Su propio empoderamiento en primer lugar y, en consecuencia, de todo el contexto domiciliario donde convive la persona en situación de dependencia. Las personas que han participado en estos cursos formativos nos confirman que no solo aprenden a cuidar mejor a su familiar, sino que también toman conciencia que su propio bienestar es importante.
  • Ofrece la posibilidad de establecer relaciones con otras personas que están viviendo situaciones similares a la suya y, en consecuencia, la entienden y le ofrecen apoyo informal.

En conclusión, es de gran importancia que se establezcan mecanismos que ofrezcan a las personas cuidadoras no profesionales la información, formación, recursos y apoyo necesarios para minimizar la carga psicológica que conlleva a menudo la responsabilidad de atender a un familiar en situación de dependencia.


Para más información podeis consultar el bloc de cuidadores de la Fundación Pere Tarrés con informació y consejos.




Marc Cadafalch


Consultor i formador de l’Àrea sociosanitària i dependència de la Fundació Pere Tarrés

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada