dijous, 30 de març de 2017

Intervención socioeducativa en medio abierto

Considerando que la educación tiene lugar en todos aquellos espacios en los que las personas interactúan se relacionan y crecen, el medio abierto y los espacios públicos pasan a ser un espacio de intervención en el campo de la educación social de primer orden. 

Si bien, nadie pone en duda la importancia educativa de los hogares, de los centros educativos, de los centros juveniles y de las agrupaciones juveniles, el espacio público es el lugar de relación clásico de interacción entre iguales. Incluso para aquellos jóvenes que no se encuentran cursando estudios, no participan en agrupaciones, ni asisten a centros juveniles, en el espacio público generan un espacio educativo de primer orden.


En palabras de Funes "la calle es un espacio educativo porque pueden encontrarse con sus iguales, pueden ejercer ser ellos mismos. Supone la posibilidad de crear una variedad y riqueza de relaciones, estímulos y recursos y actuaciones para ampliar y significar todas aquellas actuaciones".


El medio abierto permite diseñar intervenciones educativas en el espacio de referencia de los jóvenes con carácter normalizador, dentro del conjunto del tejido social y relacionados con los recursos del territorio, lo que confiere a las intervenciones de una dimensión comunitaria muy importante no siempre presente en intervenciones juveniles que se realizan en otros espacios.


Como intervención socioeducativa en medio abierto entendemos el conjunto de programas destinados a realizar un trabajo preventivo con jóvenes y adolescentes en situación de riesgo o de cierta exclusión que tiene como figura central el educador/a de calle.


Así, las capacidades y competencias del profesional son las que permitirán establecer el vínculo con los menores, mediante la escucha de sus intereses y preocupaciones, y a su vez, del acompañamiento y orientación hacia sus objetivos, ayudándolos a superar sus primeras desilusiones. La figura del educador/a debe ser objetiva en cuánto a guía o referente, sin emitir juicios de valor, sin obligar, sin escoger por los jóvenes, considerándolos siempre, sujetos activos de sus propias vidas y proyectos.


Diferentes formas de intervención


La intervención socioeducativa en el espacio público que impulsamos desde Fundación Pere Tarrés puede tener diferentes abordajes en función de los objetivos principales que se planteen.

Muchas de nuestras intervenciones se dirigen a la dinamización socioeducativa en plazas y calles mediante actividades y actuaciones que promuevan la mejora de la convivencia, facilitando vínculos entre les personas del barrio y generando redes de relación.

El servicio socioeducativo y de detección de situaciones de riesgo a Can Vidalet favorece el conocimiento y detección de problemáticas específicas de los menores del territorio. La intervención social se aborda desde la formación, educación en el tiempo libre y las relaciones entre iguales. Uno de los proyectos derivados fue la realización de un vídeo comunitario realizado por los propios jóvenes acerca del barrio que tenía como objetivo el reconocimiento del barrio, pero también de la juventud como agente comunitario positivo.

El servicio por la intervención y espacio público del distrito de Sant Andreu de Barcelona tiene por objetivo prevenir, sensibilizar e intervenir en situaciones de conflicto latente y expreso generando formas alternativas de resolución de los conflictos públicos y promoviendo la cultura de la paz. Por ello, algunos de los proyectos preventivos efectuados promueven el acercamiento entre personas de diferentes culturas y comunidades religiosas a fin de deshacer falsas creencias y prejudicios hacia algunos colectivos facilitando las relaciones entre los vecinos/as de diferentes procedencias.

La intervención realizada a través del Servicio juvenil de Mataró pretende detectar grupos de jóvenes que hacen uso del espacio público de la ciudad y conocer la realidad de los jóvenes, sus necesidades, y así acercarlos a los recursos públicos que mejor puedan responder a sus inquietudes, ya sean laborales, de ocio, inserción laboral, educativos, etc. A su vez, se promueve la participación de los jóvenes en los centros juveniles de los diferentes Barrios de la ciudad.

De este modo, el espacio público como espacio de relación natural de todas las personas se consolida como un espacio de intervención destacado para acercarse a la pluralidad de realidades que forjan nuestra sociedad.


Judith Hernández
Coordinadora General de Acción Social de la Fundación Pere Tarrés

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada