dilluns, 23 d’octubre de 2017

Da un giro en tu clase. Cinco herramientas para posibilitar el Flipped Classroom en el aula



En pleno cambio generacional, donde las nuevas tecnologías de la información y la comunicación y el acceso a éstas marca muy de cerca nuestra manera de aprender y relacionarnos, nos es imposible entender el trabajo en el aula sin este apoyo que, lejos de añadir valor a los métodos pedagógicos actuales, nos los hace cambiar de arriba a abajo.

El posicionamiento hacia la vida que los niños y jóvenes tienen hoy en día cambia cualquier forma de aprendizaje ya que la curiosidad no sólo se despierta analógicamente sino que el mundo digital irrumpe con fuerza en el acercamiento a la cultura, el conocimiento y la ciencia.

El modelo Flipped Classroom, o clase al revés, toma sus ideas del contexto actual y pretende hacer un giro en la manera que tiene la educación para formar.

Rehuyendo claramente de las clases magistrales, da un alto valor a las horas en el aula y quiere garantizar la atención personalizada en el marco de la detección de necesidades educativas especiales y los ritmos variables de aprendizaje, consiguiendo un trabajo mucho más personalizado sin perder de vista el logro de contenidos.

Aunque no es un modelo fácil de alcanzar en todo el currículo, sí que persigue el hecho de poder "hacer los deberes en el aula" y aprovechar las horas en casa para impregnarse de aquellos conocimientos que las actividades presenciales nos permitirán fijar más efectivamente. Por ello, a continuación damos cinco herramientas que los y las docentes podemos aprovechar para hacer de estas "clases invertidas" una experiencia satisfactoria.

EDpuzzle es una de las mejores herramientas para iniciarnos en el Flipped Classroom. Ésta permite extraer cualquier vídeo de YouTube y editarlo para intercalar preguntas sobre los conocimientos tratados. Visionar un contenido multimedia y responder preguntas o resolver actividades mientras aprendemos forma parte de la estrategia Flipped. Además, el módulo de evaluación permitirá crear usuarios para cada estudiante de manera que se puedan detectar a tiempo real las carencias del grupo y se pueda preparar una mejor dinámica de cara a las sesiones presenciales.

El uso del Padlet o “tablón de anuncios virtual” tanto dentro como fuera del aula puede ser la mejor herramienta para la educación. Da libertad a los estudiantes para que aprovechen al máximo las herramientas de este espacio digital siendo un gran punto de encuentro en el cual compartir ideas, conocimientos, mapas mentales, imágenes, reflexiones, inquietudes, etc.
 

Si los estudiantes ya disponen de móvil, y no hay manera de que el pierdan de vista dentro del aula, se puede utilizar con Kahoot para que forme parte de las explicaciones. Esta herramienta permite realizar diferentes dinámicas, normalmente en forma de pregunta / respuesta, que permitirán evaluar el grado de conocimiento de la materia ya que el trabajo se hace de forma individual aunque se facilita el debate y el intercambio de opiniones al ver las respuestas en pantalla.

Las presentaciones en PowerPoint ya han apoyado la docencia desde su creación pero Explain Everything da un paso más y permite la presentación de cualquier diagrama de forma interactiva. Permite generar tus propios elementos interactivos, gráficos y representaciones para que los alumnos se diviertan ordenando conceptos, coloreando mapas o poniendo el nombre correcto a cada parte del cuerpo.

Tellagami es la herramienta más avanzada de la selección que hemos visto ya que, sin demasiado esfuerzo, se pueden generar nuevos personajes para que expliquen los conocimientos teóricos en una pesa audiovisual. A partir de la creación de diferentes avatares, ya prediseñados, podemos hacerlos hablar registrando nuestra voz o con el uso de las herramientas que tenemos al alcance. El resultado: un vídeo que podremos compartir con nuestros y nuestras estudiantes donde un personaje animado nos sustituirá virtualmente.

Es importante recordar que esta modalidad de aprendizaje no debe restar calidad al modelo tradicional de formación y que no hay que preocuparse por la calidad de los materiales ya que es más importante lo que se explica y su efectividad en el aprendizaje final que la calidad de la voz, del vídeo o del grafismo elaborado.

El trabajo previo y la planificación en el Flipped Classroom es clave, aunque la adaptación del temario al grupo y sus características hará que se genere un contenido nuevo, mucho más adaptado y eficaz, consiguiendo una transferencia excelente fruto de nuestro esfuerzo para darle la vuelta a la clase y la posibilidad, de este modo, de una interacción con el alumno mucho más personalizada, una actualización constante del método formativo, el trabajo en grupo, el aumento de la motivación y la especialización de las tareas del docente en un entorno relacionado y global.

Si quieres experimentar éstas y muchas otras innovaciones metodológicas que se pueden utilizar en el aula para fomentar la participación y motivación del alumnado no dejes de dar un vistazo a nuestro curso online de Formación deformadores.

Gregori Olivé
Experto en formación on-line y herramientas TIC de la Fundació Pere Tarrés.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada